Envases eco-friendly

Una de los factores claves a la hora de elegir los productos que compramos cuando Dan y yo vamos al supermercado o tiendas especializadas es el tipo de envase que la marca utiliza para comercializar el producto que venden.

En general, los alimentos ecológicos los compramos en tiendas a granel, donde se utilizan bolsas de papel reciclado y puedes elegir la cantidad de producto que quieres. De no ser así, nos fijamos en el packaging y luego valoramos si nos parece ético comprarlo o no.

Conciencia tranquila

Los envases de Styrofoam, por ejemplo, son un gran “no” para nosotros. Es un material muy contaminante que se usa principalmente en comida y bebidas para llevar (de la misma familia que el porexpan). ¿Sabías que un vaso de Styrofoam tarda 500 años en descomponerse totalmente?

El plástico de los paquetes de los snacks, como las patatas fritas o las chocolatinas, es otro gran “no” en cuanto a envases se refiere. Los fabricantes de alimentos ecológicos ya están reduciendo este tipo de plástico pero su impacto actual aun es muy grande y agraba el efecto invernadero de nuestro planeta.

En cuanto a las botellas de agua de plástico, estas son reciclables pero se abusa de ellas, ya que no es justificable de ninguna manera que en Estados Unidos se tiren 60 millones de botellas diariamente. Estas botellas tardan de 450 a 1000 años en biodegradarse y lo peor es que en muchos casos acaban en el océano.

Foto vía Pinterest
Foto vía Pinterest

Alternativas fáciles

En los tres casos, sustituir estos envases por otros que sean eco-friendly es verdaderamente sencillo. Solo hace falta un poco de voluntad para preservar el planeta que habitamos. El Styrofoam se puede sustituir por tarros de vidrio reutilizables; las bolsas de plástico, por bolsas de material reciclado y biodegradable; y las botellas de plástico, por botellas reutilizables de metal o cristal.

¿Y tú? ¿Qué envases eco-friendly utilizas?