Centros de mesa comestibles

¿Te acuerdas de que hace unos días hablábamos de la importancia de poner más plantas en tu vida? Decíamos que las plantas nos hacen más felices. En relación con lo anterior, también mejoran las relaciones interpersonales. Hoy vamos a ver un recurso muy divertido y estético que puedes poner en práctica la próxima vez que tengas invitados. Consiste en ¡poner un centro de mesa comestible!

Imagina con qué cara se van a quedar tus invitados cuando lleguen y vean una mesa súper bien decorada que además sirve de entrante. Aparte de crear un clima cálido alrededor del salón con velas, ramos de flores, tarjetitas con los nombres de las personas… (mira la sección de decoración de http://www.venta.com.mx/ para ideas a bajo coste), puedes apostar por un look más orgánico incorporando los ingredientes de tu menú en forma de centro de mesa. Lo bueno es que, si como nosotros, tienes un jardín y un huerto en casa, te resultará muy fácil y económico.

Foto de Tipsfromtown.com
Foto de Tipsfromtown.com

Calabazas

En época invernal, es muy fácil cultivar en tu huerto calabazas de distintos tipos y tamaños. A nosotros nos gusta cultivar calabazas dulces para hacer cabello de ángel. Igualmente, están las más pequeñas que sirven para hacer unos centros de mesa estupendos.

Hierbas aromáticas

¿A quién no le encanta una colección de hierbas aromáticas en la ventana de la cocina para dar carácter a tus platos de forma sana y natural? Estas Navidades las puedes trasladar con un poco de gracia a tu centro de mesa. Escógelas acorde con tu menú. Romero, tomillo, perejil, albahaca… tú eliges 🙂

 

Foto de hgtv.com
Foto de hgtv.com

Acelga arcoiris

Aunque parezca mentira, los ramos de acelgas de la variedad arcoiris quedan geniales para decorar. El verde oscuro combinado con las puntas de colorines queda muy artístico y sin embargo es algo sencillísimo. ¡El valor añadido es que los que tengan hambre pueden “destruir” el ramo para prepararse una ensalada!

Frutas

Las manzanas rojas, las peras y las nueces enteras pueden conformar un centro muy estético que también te puede servir de postre. Si quieres, otra opción es convertirlo en tabla de quesos. Solo añade un surtido de los que más te gusten. Verás que combinan a la perfección con la fruta y los frutos secos.

Hojas de eucaliptus, piñas y granadas

Esta es una mezcla también muy apropiada para las temporadas más frías. El eucalipto es difícil de que crezca donde vivimos nosotros así que optamos por comprarlo en el mercado. Sin embargo, ahora mismo tenemos un montón de piñas y granadas que regalamos a amigos y vecinos porque estamos un poco saturados, entonces vienen genial para mezclar en la decoración de la mesa.

Estas son solo algunas ideas de decoración fáciles que te pueden ayudar a convertir tu evento navideño en algo inolvidable para tus invitados. Seguro que te agradecen la originalidad y la creatividad puesta en la organización de tu cena. En realidad, dejando rienda suelta a tu imaginación es probable que se te ocurran otras propuestas para centros de mesa comestibles que nos encantaría que compartieras con nosotros.